viernes, 10 de septiembre de 2010

Mistura 2010: Fiesta y sabor del Perú

La Feria Gastronómica más importante de América Latina se supera a sí misma.
Este Café podría llamarlo "un cortado". Porque aunque puede tener la brevedad de un expresso sí que traerá crema y espuma consigo. Porque hablar de Mistura aunque sea en un tweet es tocar uno de los pilares más importantes de la identidad y el orgullo del país, construído en menos de 3 años, a pulso, sin parar, sin cobrar un sueldo, pero con la convicción de que la cocina peruana debe alcanzar las dimensiones de las mejores del mundo.

Inauguración de Mistura por el Presidente Alan García, que se quedó sin discurso, porque lo precedió Gastón, y creo que ya le dejó poco qué decir.

Empiezo a pensar que debería paralizarse toda Lima por esta feria. Que todos los peruanos deberíamos pedir vacaciones en estos días y disfrutar. Lo comento ahora, que apenas he podido ir una vez, y al estar dentro en lo primero que pensé no fue en comida, sino en fiesta. Y eso que era el primer día, y eso que no estaba tan llena la feria todavía, pero el mundo al que entras cuando vas a Mistura es de otra dimensión. Es que ya no sólo disfrutas con el gusto en cualquier restaurant o carretilla que encuentres, son todos tus sentidos los que se deleitan, con el ambiente multicolor y la inmensidad de una Feria que cuando Gastón dice que tiene que ser la mejor del mundo, lo encuentro absolutamente verosimil.
Este Café no estará completo, de hecho haré un reporte mayor, pero no podía esperar más para escribir algunas líneas sobre lo que debe significar para todos los peruanos ser protagonistas de nuestra propia grandeza. Ver a mamachas de Apurimac siendo entrevistadas por los canales de televisión como las estrellas que realmente son, porque trabajan la tierra para luego cosechar los productos que serán esenciales en aquella causa rellena irresistible para cualquier mortal, o ver a mi Tía Grimanesa asediada por tanto estudiante de cocina que le pide una foto más como cuando un niño pugna por una imagen con su ídolo de fútbol -comparación ridícula porque la reina de los anticuchos ya es sin duda una campeona del mundo- realmente me alegra el alma.
Recuerdo la carta de Gastón cuando hablaba de los cocineros como "auténticos soldados de la patria" y sí pues, eso son, y cada vez aumentan en cantidad y en coraje. Mistura es ya un sinónimo de Perú, pero no de cualquier Perú, sino del mejor, del país unido, del país que cree.

Me van a faltar palabras, primero, por el tiempo; segundo, porque tengo que ir estos días que faltan para capturar la inmensa cantidad de ejemplos de marketing dentro; tercero, porque no terminaría nunca de poder describir el trabajo de tantos peruanos que, comandados por Gastón -en su último año a la cabeza de la organización- están haciendo una labor en la que todos debemos participar.
He escuchado a alguna gente decir que no le gustan las aglomeraciones, que no soporta las colas, que quieren comer tranquilos. Hay quienes dicen que mejor se van a los restaurantes en sus locales de siempre, que por qué van a pasar la incomodidad de estar haciendo una cola para el mismo plato que lo pueden conseguir ya mismo en otra parte. ¿Pero qué les pasa? ¿Es que no se dan cuenta de que Mistura es mucho más que eso, que nuestra feria es un grito hacia el Mundo, que buscamos que en algunos años asistan millones de turistas en búsqueda de una de las cocinas más exquisitas del planeta? Frente a ese grito que nuestros soldados de blanco lanzan pregonando el mejor arroz con pollo, el pan con chicharrón, el cebiche de conchas negras y tantísimos platos que de sólo pensar me quitan ya el sueño de esta madrugada, frente a ese clamor de nuestros hermanos, lo mínimo que debemos hacer es un eco inmenso, porque es irresponsable ser indiferente y callar cada setiembre en el que el Perú rompe sus propios paradigmas y sorprende.
En este Café no sé si ha habido algo de Marketing, la verdad es que hay mucho más que eso, hay sentimiento, y este es el que nos lleva a la acción. Mistura tiene que ser una lovemark no sólo para los peruanos, sino para el mundo. De nosotros depende.

Café Bonus
Si no lo escucharon, aquí el líder de Mistura en la inauguración. Gastón tiene el "liderazgo Obama" ¿Se dieron cuenta, no? Su filosofía es un purito "Yes, we can". Debemos agradecerle trabajando.
Volveré con más. Mistura y el Perú lo merecen...


1 comentario:

Alonso dijo...

Este año Mistura estuvo espectacular!! muy bien organizado, comida excelente..FELICITACIONES!...y no podia faltar una chela bien helada...http://es.wikipedia.org/wiki/Cerveza_Pilsen_Callao...LA CLASICA!