viernes, 12 de septiembre de 2008

Perú, Daniel Peredo, y el otro posicionamiento del fútbol

A 24 horas del gol más cantado en los últimos años, un café con inesperado sabor a triunfo



Ayer me encontré con Daniel Peredo en ISIL, donde es profesor de la carrera de Periodismo Deportivo. Le mostré la narración en Fox del gol peruano y escuchábamos cómo se sentía la desazón de los narradores argentinos frente a la incursión de Vargas y la firma de Fano. Daniel me pregunta si en Youtube ya estaba el video del gol pero narrado por él para CMD, le digo que aún no. Hoy un gran amigo me llama y me dice ¿Has escuchado como se narró el gol en Cable Mágico Deportes? le digo que sólo tengo la versión del insufrible Toño Vargas, y él me dice que lo dicho y vivido en la narración del gol por Daniel Peredo podría, inclusive, superar a Humberto Martínez Morosini en el gol de Oblitas a los argentinos en el ya lejano 1985.









Y nada, encontré por fin la narración de Daniel, y es impresionante, tanto como lo visto ayer en la selección. Creo que yo y medio Perú, nos hemos tenido que tragar el sapo de nuestra justificada poca fe. Pero el miércoles, mientras veía el partido, y cómo hacía pressing nuestra selección, cómo cubría todos los sectores del campo, y cómo Fano -que se parecía a "El Patrón" José Velasquez pero con 10 cm. menos- le hacía el alto a un argentino faltoso, me decía a mí mismo: "ojalá que no se acuerden de que son Perú y bajen los brazos al final". Pasa que lo visto en el Monumental era tan extraño, tan poco común en una seleccion nacional, que realmente, hasta era un absurdo meter un gol en el último minuto cuando normalmente lo que pasaba era exactamente lo contrario: siempre jugábamos regular y en el último minuto nos ganaban o empataban.

Estoy seguro de que hasta el fin de semana se hablará de este tema, y la maquinaria del marketing de chelas, de los diarios deportivos, subirá como la espuma. Tal vez todo sea momentáneo, igual seguimos penúltimos. Pero lo que más se celebra es que Perú tuvo el temperamento que en el último café yo decía que no lo tenía -y es que no lo tenía- y pueda que no lo vuelva a tener. No sé qué pase más adelante, pero encapsulemos este gol y la vibrante narración de Daniel Peredo -aquí está su blog- para seguir viviendo este momento como gotas de agua en un desierto que hace más de 20 años estamos recorriendo sin saber qué es un mundial.

Posicionamiento: En términos de marketing, es tener un concepto, una idea, un espacio exclusivo en la mente de las personas. Ayer Perú se salió de su posicionamiento de siempre -por lo menos desde que Juan Reynoso cantaba el himno muerto de miedo frente a los chilenos cuando nos golearon 4 a 0- , y ocupó uno reservado sólo para argentinos o uruguayos, el espacio del temperamento, de la raza, y eso es lo que más resalta en la narración de Daniel Peredo, y lo expresa en una palabra, al referirse al loquito Vargas, que no repetiré pero que pueden escuchar cuantas veces quieran en el primer video de este post.



Versión del gol de Fano y pase-red de Vargas, narrado en Fox, hay que escuchar cómo sufren los argentinos .


Me voy con las palabras de Pepe Pajares, gran amigo y de los mejores publicistas en la planifícación de medios, tanto que ahora maneja una cuenta regional en Miami, y que desde lejos vivió el triple de nuestra emoción pues la nostalgia de la distancia suele ser un catalizador en momentos como éste:

"Me hace recordar cuando en el cole me dijeron por primera vez.. "Pepe eres titular..." me olvidé de hasta ponerme los chimpunes y salté al gramado a dar lo mejor de mí.. .. me llenaba de alegría y jugaba a darlo todo por el todo. Poniendo pierna fuerte, tomando el encuentro cual guerra y no amilanando contra un rival de más tallarín o de más velocidad..."


Tal vez con esa misma ilusión y coraje haya jugado Zambrano, que no llega a los 20 años, aún no juega en la primera de su club en Europa, y frente a los argentinos parecía tener mucho más que sólo 3 partidos con la selección. En fin, lo dejo ahí, a vivir el momento y a rodar la vida, que nadie nos quitará lo cantado... el gol.



Cafés relacionados:
- La publicidad que nunca podremos hacer en Perú (08/09/2008)
- Tres sorbos más de fútbol... y comunicación (06/09/2008)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Este video esta con las 4 camaras en simultáneo y con la misma narracion de Daniel Peredo (lokaso):
http://es.youtube.com/watch?v=ep6mf6blcrk
Saludos

ERICK VALENCIA dijo...

Discrepo un poco con el manejo de conceptos que usaste para este caso.
No creo que sea correcto decir que Peru se salio de su posicionamiento, mi idea es que la selección rompió (ojala de manera permanente) un paradigma y genero un nuevo posicionamiento de su "producto".
Nosotros no decidimos cuando entramos o salimos de nuestro posicionamiento, eso sencillamente lo decide el cliente o en este caso el hincha. Lo que si hacemos es tomar medidas, usar herramientas, plantear estrategias para lograr en el publico objetivo el posicionamiento deseado.
Es casi como el rating, el productor no decide cuanto rating hacer, sencillamente es la respuesta del televidente al esfuerzo o ideas puestas en pantalla.
Saludos,
Erick V.

Milton Vela dijo...

Erick, bueno, lo que dices no contradice lo que yo planteo y viceversa. El posicionamiento lo plantea el cliente, entiéndase el dueño del producto, y claro, el posicionamiento es efectivo si tu grupo objetivo piensa justo lo que tú querías. Ok, el grupo objetivo, llámese hinchada, dudará del temperamento mostrado por la selección? Claro que no. La selección con chiquillos quiso demostrar que si le pone "h..." al fútbol, y aún así hubieran perdido, nadie lo iba a dudar. .Ergo, lo que buscó el equipo del Chemo quedo en la mente -y como hablamos de fútbol- en el corazón de los peruanos. Pasa que no todo se pone en el post pues, sino muy largo, y ya caería pesado. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Milton

Aun no logro entender el porque la gente le dedica tiempo a comentar sobre futbol, sinceramente para mi, es una real perdida de tiempo, todos tus otros articulos estan realmente muy buenos, los leo siempre, pero yo creo que no hay que gastar polvora en gallinazos.